FILOSOFÍA DE INVERSIÓN

Las oportunidades… ¡Hay que aprovecharlas!

Cada cierto tiempo, se abre una ventana de oportunidad que podemos aprovechar en nuestro favor.

25 . 05 . 2021
RICARDO Bernardo
Relación con Inversores

3 minutos

Las oportunidades surgen de diferentes maneras y tenemos que estar atentos para detectarlas, a tiempo, y así beneficiarnos de ellas en el futuro.

La pregunta sería, ¿Cómo podemos detectarlas? Pues bien, veamos un par de ejemplos: uno dentro y otro fuera del ámbito de la inversión.

Saliendo del ámbito financiero y de inversión… la mayoría de los españoles cuando tenemos que comprar un producto (ordenador, móvil, lavadora, ropa, muebles…) esperamos al periodo de rebajas. ¿Por qué? Muy sencillo, porque estamos comprando el mismo producto con una rebaja sustancial del precio, es decir, con menos dinero puedo obtener el mismo producto (sin que la calidad baje). Cada cierto tiempo, se abre una ventana de oportunidad que podemos aprovechar en nuestro favor.

En el ámbito de la inversión, las oportunidades surgen cuando se producen caídas en las cotizaciones de las acciones, caídas de los mercados, malas noticias sobre un sector o sobre una empresa en concreto… en definitiva, se producen en situaciones de incertidumbre y elevada volatilidad. Estas caídas, lo que nos permite es comprar la misma acción, fondo de inversión, plan de pensiones… a un precio más atractivo que antes de la situación inicial obteniendo, además, un mayor potencial de revalorización (siempre y cuando la caída de la cotización sea por motivos temporales y no estructurales). Esto lo podemos entender, también, como una ventana de oportunidad en el mercado de valores que podemos aprovechar en nuestro favor.

¿Por qué aprovechamos más las rebajas en productos y no en las inversiones? Como hemos comentado en Blogs anteriores, en las inversiones juegan un papel fundamental las emociones y sesgos que tenemos todos los inversores. Hay que tratar de apartar esa parte emocional, que es la que nos limita y condiciona, y sacar nuestra parte más racional. Esto no es fácil, pero hay que conseguirlo.

Si nos fijamos en nuestras carteras, hemos tenido y tenemos una ventana de oportunidad, a priori, bastante interesante. Entre marzo y principios de abril de 2020, nuestros fondos hicieron mínimos históricos. Aquellos inversores que invirtieron en esos meses actualmente gozan de unas rentabilidades muy atractivas y otros redujeron el precio medio de compra considerablemente. También hay que tener en cuenta el potencial de revalorización de la cartera. Es decir, un producto, fondo de inversión, plan de pensiones… no es mejor por el mero hecho de tener un precio bajo. Nos tenemos que fijar en el potencial de revalorización que tiene porque si ese potencial es bajo, no sería atractivo. Para tener claro que es una buena oportunidad, el precio tiene que ser atractivo y el potencial tiene que ser alto. Actualmente nuestra cartera internacional tiene un descuento, sobre el precio inicial, entorno al 20% y la cartera ibérica en torno al 7%. Los potenciales de revalorización son 121% en la cartera internacional y 97% en la cartera ibérica. ¿Es una oportunidad? Entendemos que sí.

Un método que podemos utilizar los inversores para usar en nuestro favor, cuando caen los mercados de valores, es invertir de manera periódica. Con este método reducimos el riesgo de mercado ya que provechamos esos precios más bajos de las cotizaciones para reducir nuestro precio medio de compra, y, por tanto, cuando el mercado se recupere, nos beneficiaremos de ello.

Veámoslo con un ejemplo:

Invertir periódicamente consiste en ir haciendo suscripciones cada cierto tiempo.

Nº Suscripción Importe VL Participaciones %
1 100 € 100 € 1 9,29%
2 100 € 102 € 0,98 9,11%
3 100 € 100 € 1 9,29%
4 100 € 98 € 1,02 9,48%
5 100 € 94 € 1,06 9,88%
6 100 € 90 € 1,11 10,32%
7 100 € 88 € 1,14 10,56%
8 100 € 90 € 1,11 10,32%
9 100 € 87 € 1,15 10,68%
10 100 € 84 € 1,19 11,06%
1.000 € 92,91 € 10,76 100,00%

 

Como podemos ver en la tabla, hemos ido haciendo varias suscripciones de 100€ en un producto de renta variable (fondo de inversión, plan de pensiones…) a diferentes precios donde el importe total invertido es de 1.000€. Con esto conseguimos en algunos casos comprar una participación (cuando el VL=100€), en otros compramos menos de una participación (cuando el VL>100€) y en otros compramos más de una participación (cuando el VL<100€).

Al realizar varias suscripciones entra en juego el precio medio de compra. Este dato nos va a indicar a partir de qué precio empezamos a tener ganancias/pérdidas. Si solo hiciéramos una suscripción sabríamos cual es nuestro precio de referencia, pero en este caso hay que calcularlo.

El precio medio de compra se obtiene calculando el porcentaje que representa las participaciones que hemos comprado, en cada suscripción, respecto del total de participaciones compradas (columna %). Equiponderando, el precio medio de nuestro caso es de 92,91€.

Este método lo utilizamos en Cobas AM en nuestro proceso inversor. Si una compañía de la cartera ha tenido un descenso importante en su cotización, por un aspecto temporal y no cambia nuestra tesis de inversión, aprovechamos para comprar más acciones. En definitiva, reducimos nuestro precio medio de compra para que cuando se recupere el precio, empecemos a tener ganancias desde un precio más bajo que antes.

Conclusión:

En el proceso inversor, tenemos que ser lo más racionales posible. Nuestras emociones y sesgos son los principales actores que no nos permiten aprovechar las oportunidades cuando se presentan.

Es importante, para un inversor de renta variable y con un horizonte temporal de largo plazo, poder aprovechar las ventanas de oportunidad que nos ofrece, cada cierto tiempo, el mercado.

Intentar adivinar el mejor momento de entrada en un producto de renta variable, es prácticamente imposible, es decir, hacer un market timing perfecto. El método de inversión periódica nos permitirá ir suscribiendo a diferentes precios. En algunos casos, si el mercado sube, compraremos a precios más altos. En otros, cuando el mercado baje, podremos hacer suscripciones a precios más atractivos y cuando el mercado se recupere, nos habremos beneficiado obteniendo una rentabilidad mayor.

Este método tiene la finalidad de suavizar la volatilidad del mercado, fondo de inversión, plan de pensiones… que invierten en activos de renta variable.

Las oportunidades, ya sean en la inversión o en cualquier otro ámbito, no hay que dejarlas escapar.