Política de inversión

La Sociedad podrá invertir entre un 0% y 10% de su patrimonio en IIC financieras que sean activo apto, armonizadas o no, pertenecientes o no al grupo de la Gestora.

La Sociedad podrá invertir, ya sea de manera directa o indirecta a través de IIC, en activos de renta variable, renta fija u otros activos permitidos por la normativa vigente, sin que exista predeterminación en cuanto a los porcentajes de exposición en cada clase de activo pudiendo estar la totalidad de su exposición en cualquiera de ellos.

Se podrá invertir en países emergentes. La exposición al riesgo de divisa puede alcanzar el 100% de la exposición total.

Se podrá operar con derivados negociados en mercados organizados de derivados con la finalidad de cobertura y no negociados en mercados organizados de derivados con la finalidad de cobertura.

Esta acción es de acumulación, es decir, los rendimientos obtenidos son reinvertidos.

Las acciones de la SICAV son negociadas en el BME Growth.

Objetivo de gestión

Obtener una rentabilidad satisfactoria y sostenida en el tiempo con una filosofía de inversión en valor, seleccionando activos infravalorados por el mercado, con alto potencial de revalorización.

SICAV
2017 -2,99%
2018 -24,03%
2019 11,60%
2020 -22,50%
2021 32,35%

Rentabilidades pasadas no presuponen rentabilidades futuras. La inversión en renta variable puede conllevar perdidas del capital invertido, y es desaconsejable para horizontes temporales inferiores a 5 años. La Sociedad no tiene ningún índice de referencia en su gestión.